Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

lunes, 22 de mayo de 2017

Reseña Introductoria sobre la Música de Peter Hammill


Diego nos manda una excelente nota como introducción de los discos de Peter Hammill que él mismo va a reseñar, en su etapa solista, ya tenía cierto aire de retrospectiva, recuperando canciones que por su simpleza o naturaleza habían quedado fuera del repertorio de Van Der Graaf Generator. Aquí, la retrospectiva de un músico impresionante que ha marcado más de un estilo: el mejor rock progresivo al frente de Van der Graaf Generator, art rock, folk, avant-garde, psicodelia, ópera, new wave y protopunk. Un artista fuera de serie que homenajeamos como se merece.

Ya hemos hecho una saga de discos de Van der Graaf Generator aquí en el blog cabezón, y ahora Diego nos traerá varios de sus numerosos discos solistas. ¿Qué mejor definición para exploradores sonoros que la dada por Hammill?: "Soy adicto a la excitación del descubrimiento" dice este explorador voraz y uno de los más hiperactivos que ha dado la música británica, yo ya perdí la cuenta de la cantidad de discos que tiene este "Hendrix de la voz" según lo clasificara Robert Fripp. Un cantante y compositor que desarrollar una música capaz de integrar la vanguardia y la canción de autor, con líricas impresionantes e impecables. Sus poemas son estudiados en clases de literatura, sus canciones son escuchadas por amantes de cualquier estilo musical y su carga emotiva rompe cualquier frontera.
Con ustedes, el gran Peter Hammill reseñado por nuestro amigo Diego Ojeda.



Antes de copiarles la reseña de Diego, les dejo un video que me pareció un tanto pintoresco; los tanos de la Premiata Forneria Marconi tocando junto a Hammill, como para que escuchen de fondo mientras leen el texto...


Cautivante, estremecedora, fascinante, profunda, humanista, mística. Son muchos los adjetivos que se pueden mencionar para hacer referencia a la música y el canto de Peter Hammill, un artista que desde hace cinco décadas ha maravillado al mundo con sus canciones llenas de sentimiento y poesía, pero a su vez, dotadas de un rigor intelectual sencillamente brillante. Dicen que la inspiración en el momento de crear obras artísticas solemnes, de gran profundidad y hasta innovadoras en determinado campo, viene dada por la providencia o por algunas alineaciones planetarias y en otras muchas ocasiones nace del pensamiento más fecundo que pueda desarrollar el autor en cuestión.
Lo que sí es una suerte de milagro es que no solo Peter Hammill ha creado y liderado uno de los actos musicales más creativos y sobresalientes del último medio siglo, la legendaria banda progresiva Van Der Graaf Generator, sino que también creó para la posteridad una obra en solitario llena de emoción, valentía y pasión.
Las tres grandes virtudes de la carrera solista de Peter Hammill se resumen en:
  1. Valor: para innovar y crear música original en diferentes estilos y géneros musicales. Baladas de cuerdas, acústicas, de piano, canciones de hard-rock, techno, rock gótico, ambient, opera-rock, punk, música progresiva en general, música cósmica, collage, etc, son algunos de los estilos musicales en los que trabajó a lo largo de su vasta carrera. Al igual que los Beatles, Pink Floyd, David Bowie o Frank Zappa, fue muy diverso.
  2. Sabiduría: un talento extraordinario para sorprender utilizando de manera inteligente y desafiante una gran gama de recursos musicales y técnicos, nunca se repite.
  3. Entrega: con esta palabra lo que estoy tratando de decir es que es un músico que apela a los sentimientos más profundos del ser humano para alcanzar cotas de calidad poética asombrosa, ya que no solo canta de una forma muy particular logrando manejar su voz como si de un tenor se tratase, sino que además mantiene una manera de llegar a los oyentes que cautiva escucha tras escucha. Pero no solamente se reinventa en la voz, que acompaña a la perfección cada ambiente y cada estructura musical, sino que también deja su espíritu en cada canción, con estados de ánimos cambiantes y como si fueran caminos cruzados, el genial David Bowie también aprendió mucho de él.

Este músico inglés nacido en la ciudad de Manchester pudo dirigir una empresa bastante riesgosa: desarrollar una música capaz de integrar la vanguardia y la canción de autor, y en ese sentido se puede hacer un ejercicio de imaginación y pensar en lo que fue ocurriendo desde finales de los ´60 a ambos lados del Atlántico, y ver cómo los diferentes músicos de aquella inolvidable época fueron abriendo nuevas puertas para los sucesivos talentos que iban apareciendo en escena. El glam, la música dance, la electrónica cósmica y experimental, la música de cámara con pequeño ensamble, el punk, la música progresiva, la balada o el hard-rock; todo ello y más fue la marca indeleble de los dorados años ´70 y esa mente que lo iba absorbiendo casi todo desde su impronta personal, pero alejado de las modas reinantes y que reimaginaba los cánones tradicionales era, entre algunos otros visionarios, el llamado por Robert Fripp, "el Hendrix de la voz", Peter Hammill, por todas las acrobacias que podía hacer en el canto.

No es casualidad que, en la ola expansiva del denominado "rock progresivo", muchos jóvenes no se sintieran completamente atraídos por esa música tan dinámica, compleja y con una estructura que se despegó por completo de la estructura tradicional y más convencional, ya que no era a lo que se habían acostumbrado durante los años ´60.

Sin embargo, y pese a las controversias que aún hoy en día encierran a lo "progresivo" como sonido y como propuesta ideológica, uno de los grupos que pudo aunar y combinar sabiamente esas dos dimensiones, la "juvenil" y la "académica" fue VDGG, ya que Hammill como cerebro principal y líder de la agrupación, cantó y musicalizó poemas existencialistas y canciones de gran vigor político y de fuerte crítica social en muchas ocasiones. En realidad, la filosofía que manejaba la banda no era crear, per se, canciones que pudieran ser "hits" en las radios como muchos otros grupos y solistas solían hacer (generalmente fuera del prog) sino que, muy por el contrario, su intención era mantenerse en las lindes del campo popular, sin entrar en la denominada "música subterránea", sino en una especie de campo de transición entre ambas, logrando un efecto muy poco común en muchos oyentes, y que luego fue emparentado, con, entre otros, la música de The Velvet Underground, en el sentido de que se buscaba expresar una cosmovisión que refleje lo más fidedignamente posible la crueldad, las torturas psicológicas y las parias a las que había llegado gran parte de la humanidad, tanto en occidente como en Oriente hasta ese momento histórico: finales de la década del ´60.

La soledad, el control y la dominación mental, el poder polìtico en toda su dimensión, la fragilidad del ser humano ante lo desconocido, la unidad mínima del hombre ante el caos del universo, y los tormentos del alma humana son algunas de las temáticas de la narrativa desarrollada por el álma mater de Van Der Graaf Generator y eran las fuerzas que gobernaban su lirismo para entrar en el inconsciente y llegar a sentir, a estremecer.

Las canciones de VDGG eran una manera de llegar a lo más profundo del alma humana y también de poder hacer pensar y reflexionar sobre una gran diversidad de temas, que, en general, se encontraban en las fronteras de la filosofía, la sociología y la psicología.

En mi humilde punto de vista, prácticamente ninguna banda que existió en el mundo pudo tener estas magníficas cualidades tan bien imbricadas y desarrolladas, tanto desde lo contemplativo hasta lo más sórdido en cuanto a experiencias de emoción profundas.

Ese summum de aspectos fue generando, por un lado, una supervivencia algo breve de VDGG desde el lado financiero y por el otro lado, una forma muy propicia para el nacimiento de la carrera solista de Peter, que comenzaría en terrenos introspectivos y bastante alejado de los terrenos sumamente experimentales y jazzeros propios de Van Der Graaf. Se puede decir que, la carrera de la banda se divide en tres etapas y que tienen clara relación, en cierta medida con la música de Peter, ya que por una parte, se retoman algunas sonoridades lúgubres y pesimistas tan típicas de VDGG como también, por otra parte, se da la participación de David Jackson, Hugh Banton, Guy Evans y Chris Smith en algunos de los álbumes de Hammill como solista.

Luego de la primera y espléndida etapa del grupo, entre 1969 y 1971, y antes de su finalización, Peter decide lanzar su primer álbum solista, también durante 1971, el cual  se llamaría "Fools Mate", cuyas canciones, en gran parte, habían sido escritas durante su adolescencia y cuya función musical en mayor o menor medida se encuentra en las antípodas de la música vandergraafiana, tanto en su concepción musical como en los temas que decide abordar para cantar solemnes y emocionantes poemas musicales.
La exploración de los dramas del ser humano estaba virando hacia una nueva dirección y Peter sería el encargado de producir una sustantiva parte de la más bella y maravillosa música que se haya creado durante el auge de los grandes cantautores de los ´70.
Diego Ojeda





3 comentarios:

  1. Cabeza, Diego, gracias por difundir a un inmenso artista como Pedro. Un abrazo a ambos desde Santa Fe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Pato, entonces preparate porque esto recién empieza :D

      Eliminar
    2. De nada Pato, soy muy fan de su música, uno de mis cinco artistas musicales favoritos y quiero honrar su carrera como se merece, prácticamente ningún otro me estremece como él.
      De los 37 discos que tiene en su haber, Fools Mate será el primero, aunque ya esté reseñado un clásico de los ´80 como "And Close and This".
      Cuando vaya terminando con Pedro empezaría con David Bowie, Neil Young y Nick Cave otros inmensos artistas que también merecen unas buenas reseñas.
      Lo de Peter es particular, porque si bien, de vez en cuando pasan su música en algunas emisoras bien conocidas (como la Rock & Pop los fines de semana), creo firmemente en que sus canciones de todas las épocas merecían ser ampliamente difundidas en canales musicales de tv que todos conocemos pero que evidentemente por sus excursiones líricas y parte musical intricada no es emitido, o en todo caso, no en la medida en que correspondería a un músico de su talla. Si fuera más difundido y todo el país (y cientos de millones en el mundo) lo escuchara pienso que quedarían fascinados por la manera en que canta, interpreta y crea la música, de una forma quizás poco convencional, pero a su vez, con un arrollador espíritu compositivo en la tarea de innovar y hacer cosas bien distintas a muchos otros músicos que, o bien se reiteran demasiado o no tratan de buscar despegarse de fórmulas conocidas y muy establecidas.
      Por eso en el apartado "Valor" quise expresar esto mismo, la gran originalidad que tiene en su haber su o sus métodos de composición, enérgico, transcendental místico, casi extra-terrenal, y a su vez entretenido y maravilloso como pocos. Eso es una joya.

      Eliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana